La tumba púrpura
John D. MacDonald

Policial

La tumba púrpura

eBook ofrecido por Playster ¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Una hermosa mujer llama a Travis McGee a Arizona.
Necesita su ayuda para recuperar el dinero que su inútil futuro ex marido le ha robado. Pero a ella no le queda mucho tiempo de vida, y aunque su empleadora muera, Travis no se dará por vencido. Us ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


Únete y recibe encuestas que canjearás por libros
Únete y recibe un descuento de un 5% en


Enlaces para su descarga

Nombre: La tumba púrpura


Escrito por: John D. MacDonald

Traducido por: Jaime Piñeiro

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Policial

Número de páginas: 178

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1964

Contiene anotaciones



SINOPSIS:

Una hermosa mujer llama a Travis McGee a Arizona.
Necesita su ayuda para recuperar el dinero que su inútil futuro ex marido le ha robado. Pero a ella no le queda mucho tiempo de vida, y aunque su empleadora muera, Travis no se dará por vencido. Usualmente no sale de Florida y no regresará a casa con las manos vacías. Esta es la tercera aventura de Travis McGee.

CITAS:
  • Me escribió. Me puse en contacto con usted y usted envió el precio de un billete de vuelo. Usted comerció con su dinero y yo con mi tiempo. Ahora veremos si nos podemos entender bien.
  • El placer que aquella gente hallaba en aquello, el gozo infinito de comprobar que la muerte derribaba también a los que estaban arriba, que podía derribar con suma facilidad a la diosa fortuna. Los dos me miraron como si les acabara de traer y regalar un pastel maravilloso. Les contesté que la mujer sin duda alguna había muerto.
  • Estalla el romance. Realmente esta palabra de romance es un tanto suave, señor McGee. Verdadero y auténtico amor. Así es como tienen que llamarle para seguir manteniendo una pizca de respeto a sí mismos, creo yo. Pero no es más que un ordinario y grosero impulso de la carne. John no había conocido en toda su vida a una mujer como esa. Una vez que ella le sedujo, mi hermano dejó de pensar como un ser racional.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas